Hemos cazado circulando por las céntricas calles del “Eixample” Barcelonés a una de las más esperadas novedades en el mundo de la automoción: la nueva marca Lynk & Co. Una marca que se lanzará en Europa en 2019, concebida para dar respuesta a los profundos cambios que está sufriendo el sector del automóvil. Un vehículo que nace conectado, compartido y movido con energías alternativas.

 

Geely, el gigante de automoción chino y propietaria de Volvo, decidió hace dos años crear esta nueva marca empezando de cero, como solución a los nuevos retos de movilidad. Es un modelo que sus propios desarrolladores describen como un “smartphone con ruedas” por sus amplias posibilidades de conexión. Cuenta incluso con un botón de “compartir” para dar posibilidad a otros usuarios a conducir el coche mientras no se utilice.

El sistema de comercialización también será novedoso. La idea es venderlo “online”, por lo que contará solo con cinco concesionarios en Europa. Barcelona es una de las ciudades europeas elegidas por la nueva marca china, que también tendrá concesionarios en Ámsterdam, Berlín, Bruselas y Londres. Para llevarlo a otros lugares se apoyará en “concesionarios itinerantes”, así como varias caravanas que recorrerán Europa con paradas en cientos de ciudades para que los potenciales clientes puedan ver, tocar y probar el coche.

 

El servicio postventa está también será diferente. Personal de la marca recogerán el coche en casa del propietario y lo devolverían una vez efectuada la reparación o el mantenimiento. Olvídate de “llevar” el coche al taller.

Pero también desde el punto de vista de la “propiedad” ofrece novedades. Podrá comprarse, pero también adquirir un bono de uso por un periodo de 1 a 36 meses.

La ingeniería es totalmente europea y muy posiblemente se fabricará también en el viejo continente, concretamente en la planta de Volvo en Gante. Para el mercado europeo piensa en ofrecer mecánicas exclusivamente electrificadas, inicialmente híbridas e híbridas enchufables.